La voz del Sumiller

Rioja/Burdeos: sutiles diferencias


Marta Sáenz, sumiller del Hotel Marqués de Riscal, dibuja las conexiones de los vinos de Rioja y Burdeos, así como las diferencias, aunque éstas sean sutiles.


Entre 1852 y 1862 los viñedos franceses fueron afectados por una plaga fatal de oídio por lo que se vieron obligados a salir de Francia, llegando a La Rioja; en 1863 hubo otra sacudida, esta vez fue la filoxera, por lo que volvieron a La Rioja, especialmente de la zona de Burdeos. Esta plaga tardó en ser controlada por lo que muchos que vinieron se quedaron elaborando los vinos de aquí a la manera de allí. Encontraron similitudes tanto en clima como en suelos. Impulsaron el envejecimiento en barricas bordelesas, cambiando las elaboraciones típicas de los cosecheros de la zona, por caldos con más solera. Gracias a estas técnicas los vinos se afinaron. En fin, con este comienzo sería difícil entender las diferencias entre las dos zonas, pero las hay; por ejemplo la variedad principal utilizada en Burdeos es la Cabernet Sauvignon y en Rioja la Tempranillo, esto hace que sus vinos sean más especiados y los riojanos más frutales. También existen diferencias en cuanto al envejecimiento, siendo el de la D.O.Ca.Rioja único en el mundo, con sus clasificaciones de Crianza, Reserva y Gran Reserva. Hoy en día todavía en La Rioja se usa mayoritariamente roble americano, y en Burdeos evidentemente francés. Para terminar diré que, aun habiendo distancias, los dos tienen un fácil beber propio de hermanos más que de primos.

Marta Sáenz, sumiller del Hotel Marqués de Riscal